"Miguel Rodríguez merece un reconocimiento de la Municipalidad de Cajabamba"

Estimados Amigos,
Muy interesante la entrevista que se le hace al profesor Miguel Rodríguez cariñosamente conocido como "El Gato", tuve la suerte de que fuera mi profesor durante el quinquenio 1976 a 1980 en el colegio llamado en ese entonces Instituto Nacional Agropecuario y luego José Sabogal Dieguez. Recuerdo que llevava el curso de historia con él y porsupuesto que eran muy amenas e interesantes; el profesor también era muy aficionado a la caza de viscachas, fue el padrino de la promoción JOSE SABOGAL DIEGUEZ en 1980 e hicimos paseos con él a las lagunas que hay en la alturas de Cajabamba, que en estos momentos no recuerdo su nombre, a la hacienda de Jocos, a un trapiche en Palo Amarillo en el Valle de Condebamba y un viaje de excursión a las ruinas de Marcahuamachuco.

Recuerdo también que fue "El Gato" quien, para un desfile de antorchas del aniversario del colegio, dio la idea de hacer animales gigantes con movimiento como de la prehistoria y desfilamos por la principal calle Grau, causando algarabía, distracción y novedad a la ciudadanía.

Ojalá que las instituciones como el INC pueda interesarse en este museo YACHAYHUASYI y, la Municipalidad mínimo debería darle un reconocimiento a este empedernido estudioso de la historia.

Un saludo especial para "El Gato" (Me gustaría que le reenvíen este mensaje al Profe), y a ustedes amigos de Así es cajabamba por mantenernos al contacto con información de nuestra querida GLORIABAMBA.

Saludos,

Emilio Silva Salas.

ACTUALIZADO 21 DE MARZO 2011

Estoy de acuerdo con Emilio Silva, su trabajo por la cultura es potente profundo y teoricamente hablando muy importante, el reconocimiento a su labor es oportuno y necesario, por su dedicación sin mas apoyo que su amor y valor que le brinda al enriquecimiento de nuestra cultura con aporte fruto de la búsqueda permanente (arqueologia), desde luego en la artesania es un tema a parte, en este aspecto tengo el testimonio de haber sido su alumna en una vacaciones de enero viaje a Cajabamba, mi bendita tierra, y que alegría experimente de encontrarme con su taller y mucho mas me sorprendió cuando gustoso me acepto y programo un micro taller para mi, hasta hoy día mis "obras de vacaciones" adornan mi casa. iniciemos pues la "jornada por el gato", de lograrlo sera el  estimulo para nuestros creativos, escritores, y cuanto niño, niña, adulto, joven de nuestro pueblo siga o ya están en solitario siguiendo su ejemplo. el GATO lo merece, cada vez que retorno siempre hago un tiempito para saludarle como en esta ocasión que me gustaria le enviaran este correo.

Atentamente,
Teresa Orbegoso