Madre (Mamá): Elvia

Taylor De la cruz | 6:51 p.m. |


Por: Guillermo SILVA RODRIGUEZ
En este mes de Mayo se festeja en muchos países del mundo el Día de la Madre. Es en 1870, gracias a Julia Ward Howe (poeta americana) que surge la idea de celebrar un día de madres que deseaban y anhelaban la paz. Y en 1914 con la iniciativa de Ana Jarvis se concretiza el proyecto, pidiendo a su gobierno de Estados Unidos de rendir homenaje a todas las madres del mundo y lo declaran el segundo domingo de Mayo. Se unieron algunos países a esta propuesta, entre ellos el Perú.

Otros países celebran este significativo día en diferentes fechas, así por ejemplo, en Francia es el último domingo de Mayo, en Polonia el 26 de Mayo, en Costa Rica el 15 de Agosto (también, Día de la Asunción), en México el 10 de Mayo, en Bolivia el 27 de Mayo, en Argentina el tercer domingo de Octubre, en Panamá el 8 de Octubre, por citar algunos.

Consideramos como madre a la persona que nos ha engendrado y conservamos el parentesco en una familia. Entonces, madre es mujer. Madre significa amor, apoyo, sostén, cuidado,… Madre no sería una palabra, más bien un sentimiento. Una frase interesante es la del antropólogo italiano Paolo Mantegazza: “el corazón de la madre es el único capital del sentimiento que nunca quiebra y con el cual se puede contar siempre y en todo tiempo con toda seguridad”.

Tener a nuestra madre presente en el corazón y la mente es una dicha, un bienestar. Creo que es el valor de los valores, es la fuerza y el coraje, de quien nos ha dado nuestra existencia. Mi madre fue un ser humano ejemplar, humilde, generosa, emprendedora y trabajadora, que me dio lo que pudo, lo que tuvo, me ayudo y apoyo sin pedir, ni esperar nada a cambio. Su amor y su paciencia me guiaron, ahora su recuerdo de esos hermosos momentos vividos, renacen en este día tan singular.

Por esto, tenemos que saludar a todas las mujeres que son madres, residan en las zonas urbanas o rurales, en la Costa, en la Sierra o en la Selva del Perú. Conocemos a muchas, algunas están en la vida terrestre y otras en la vida celestial, por mencionar: Christiane, Alejandrina, Fanny, Elsa, Cecilia, Miriam, Gladis, Charito, Gloria, Beranisa, Rosa, Marcela, Doris, Nila, María del Carmen, Ana, Gaby, Amanda, Raquel, Victoria, Luzmila, Carmen,… y por supuesto mi madre: Elvia, a quien le grito hasta el cielo: Te agradezco Mamita por todo lo que me diste: ¡Amor y felicidad! Te amo.

Y para terminar, recuerdo un pequeño pasaje de una canción: “Madre que triste es mi camino. Madre que inmenso es mi dolor. Quisiera que alguien me comprendiera. Qué triste que es la vida cuando no está Mamá.”

Category:

: