Alcalde de Cachachi y Congresista Joaquín Ramirez exigen justicia para niños fallecidos

La Comisión de Fiscalización del Congreso de la República recibió, a invitación del parlamentario Joaquín Ramírez, al alcalde de Cachachi, Freddy Marquina, para que exponga lo sucedido en el caserío Redondo tras la muerte de tres niños por envenenamiento al haber consumido alimentos distribuidos por el Pronaa.

Tanto Freddy Marquina como el presidente de la Apafa, Ananías Torres, coincidieron en declarar que no reciben capacitación, ni para el traslado, ni para la preparación de los alimentos que se reparten para los alumnos de Redondo, motivo por el que no cabe la menor suspicacia que ellos puedan tener culpabilidad en el fatídico desenlace ocurrido días atrás, como lo quiso hacer ver Aída García Naranjo responsable del Ministerio de la Mujer.

Mientras trascurría la sesión los parlamentario nacionalistas iniciaron interrogantes que pretenderían desvirtuar los hechos apostando por una suerte de blindaje a la ministra de la Mujer, que al parecer ve peligrar su estancia frente al pliego que dirige, a lo que Ramírez Gamarra contestó que debemos dejar de maltratar a las víctimas de Cajamarca y apostar por brindarles apoyo en busca de respuestas satisfactorias a sus demandas.

La delegación de Cachachi y representantes de Redondo asistirán este jueves a la sesión del Pleno para manifestar ante la representación nacional sus pedidos y presenciar la presentación de ministra de la Mujer y Desarrollo Social que intentará despejar dudas que envuelven la muerte de los menores habitantes de Redondo.

Días atrás el viceministro de la Mujer y encargado del Pronaa, Enrique Ballón, respondió al alcalde de Cachachi Freddy Marquina, que las indemnizaciones a los padres de los niños fallecidos, y población afectada en general por consumo de alimentos envenenados, no se les otorgará hasta que exista un informe concluyente, así se lo manifestó en reunión donde también asistió el Congresista Joaquín Ramírez.

Ramírez Gamarra incidió en que se cumpla con las promesas realizadas, tanto por la ministra Aída García Naranjo y su viceministro Enrique Ballón, realizadas en la visita al caserío Redondo sobre el otorgamiento de una dieta blanda y supervisión de la misma por personal calificado ya que el lugar no es apropiado para el almacenaje de los víveres que la componen.

Del mismo modo se está realizando gestiones ante los ministerios de Salud, Transportes, Educación y Vivienda para conseguir mejores condiciones de vida para los pobladores de Cachachi y del caserío
Redondo.