Poema: "Cajabambina", por Enrique Flores

Ella era blanca

y andina....


Tenía el verdor

que soñaba

la oliva...


Vino de España

hace siglos,

un día...


Cuando montañas

de años faltaban,

para que sus padres

nazcan a la vida.


Era del Ande,
ambrosía...

La bendición

hecha risa...

La Voz de Dios

dejando en mi camisa,

el olor cajabambino

de la Niña...



Largas millas llevo

recorridas...

Todas, menos ella,

dejaron sus sudores

en mi dicha...


El Cielo no se equivocó

todavía:

Lloran mis flores por la

alcoba de esa india,

único río donde nadaría

mi sonrisa...


Enrique Flores Cáceres