Historia del Cine en Cajabamba

Taylor De la cruz | 1:20 a.m. |

El cine ha pasado por varias etapas siendo la de mayor auge las décadas del cincuenta al setenta. Al inicio el cine era esporádico solamente cuando venía la camioneta de Cafiaspirina y luego la de Mejoral que ofrecían películas de cortos animados en la antigua Plaza del Mercado. Posteriormente, hubo pequeños empresarios que traían películas en castellano y se proyectaban en la misma Plaza del mercado debiendo los asistentes llevar su propio asiento.

El auge del cine se inicia con la construcción de la Sala Natividad mandada construir por el diputado don Leoncio Martínez Vereau poniéndole el nombre de sus madre doña Natividad Vereau. En esta sala se trajeron hermosa películas, la mayor parte del cine mexicano en auge por esa época pero la razón fundamental era que en español no necesitaban leer los subtítulos. Había películas para todos los gustos e incluso las famosas seriales de El Zorro, La Invasión de Mongo, El Avispón Verde y otras para los jóvenes y otras de amor para las personas mayores como la famosa “El Peñón de la ánimas” y otras americanas dobladas como aquella con Diana Durban. La había españolas como Violetas Imperiales con Luis Mariano y también con la distinguida cantante argentina Libertad Lamarque y muchas mexicanas sobre todo con Silvia Pinal.

La tercera etapa se produce por el deterioro de la Sala Natividad, el ingreso de la Televisión y la desafección del público por el cine, etapa que fue muy similar en todo el Perú. Se nota en todas partes un renacer de la afición al cine sobre todo a través de los Multicines, Es posible que en Cajabamba se reinicie otra etapa de auge para el séptimo arte.

Escribe Luis Gerardo de Cárdenas.

Category:

: