La Prensa Cajabambina | Historia

Taylor De la cruz | 1:11 p.m. |

Desde inicios del siglo XX existió el interés de muchos cajabambinos por contar con medios de información escritos como la prensa, data desde comienzos del siglo XX, se mantuvo durante todo el siglo con intentos de lo más variados y con diversos propulsores. Lamentablemente, debido a diversas condiciones, sobre todo de orden económico, limitaron estas iniciativas y no lograron cuajar una prensa local salvo el semanario”Vertical” que tuvo (8) años de periódica publicación

Primeras publicaciones.-
Según el profesor e historiador cajabambino Raúl Urbina Paz, el primer intento data del año 1,912, señala “una élite de intelectuales cajabambinos entre los que destacaban: el primer normalista don Alejandro Segundo Lezcano Jiménez, graduado en la primera promoción de la Escuela Normal de Varones de Lima, el Presbítero doctor Jesús Villavicencio Vereau, el maestro de escuela Juan Francisco Miranda Ruiz, el normalista Celso Benigno Calderón Cerqueira, alumno de la segunda promoción de la misma Escuela Normal mencionada antes, el señor Carlos Augusto Salaverry y otros más fundaron el  Club Cultural y Biblioteca “Jorge Chávez” que llegó a contar con un valioso caudal bibliográfico muy actualizado para su época. Esta institución fomentó tenazmente la difusión  de la cultura en Cajabamba, alentó el progreso y bienestar de la provincia, y al mismo tiempo criticó el accionar de los políticos que tenían bajo su control el poder de la ciudad y la provincia. Los indicados
directivos de este club, fueron también los principales accionistas para la importación a Cajabamba de la primera imprenta tipográfica, con la cual se empezó a imprimir toda clase de trabajos de imprenta. 

II.- el primer  periódico “ El Impulso” y luego el efímero  “la Época” Posteriormente contando  ya Cajabamba con esta máquina impresora, el doctor Jesús C. Villavicencio Vereau, fundó y dirigió el primer periódico cajabambino llamado “El Impulso”, que fue contemporáneo de otro denominado “La Época”; desde las columnas de “El Impulso” hacían llegar las críticas antes referidas; lo que molestó a las autoridades de aquel tiempo determinando la disolución del Club y Biblioteca “Jorge Chávez”.

III.- El Periódico “Vertical”
Casi treinta años más tarde, el mismo doctor Villavicencio fundó y dirigió el semanario “Vertical”, teniendo como administrador a su hijo don Alfredo Villavicencio Martínez-Vargas y como editor y tipógrafo al joven Florentino Bartolo Rodríguez, apareciendo el primer número en el mes de marzo de 1,938 y continuando su edición ininterrumpidamente por espacio de siete años hasta 1,945.

Fue don Jesús Villavicencio Vereau un periodista de prestigio, de gran acuciosidad mental, de visión futurista y certeros juicios, mereciendo varios de sus artículos elogiosos comentarios en diarios capitalinos como “La Prensa” y “La Crónica” de Lima. En el semanario “Vertical” de su hábil dirección auspició toda causa noble y justa a favor de la cultura del pueblo y de la justicia social en Cajabamba, por aquellos años habitada por una casta de aristócratas terratenientes o hacendados; así mismo estimuló y alentó las numerosas obras
gestionadas por el Diputado de Cajabamba Comandante Leoncio Martínez Vereau, las que permitieron que nuestra provincia se encuentre entre las más progresistas de la sierra norte del país.

IV.- Fraternidad” y “Antena” Habiendo desaparecido este importante periódico, al poco tiempo exactamente el 16 de diciembre de 1,945 aparece el primer número de un nuevo semanario llamado “Fraternidad”, cuyo Director fue otro hermano de la familia Villavicencio el doctor en abogacía Carlos Euler Villavicencio Martínez-Vargas; este semanario se continuó editando en 1,946 y parte de 1,947, siguiendo la misma línea de su antecesor “Vertical”.

Otro intento digno de anotar es el del semanario “Antena” fundado el 21 de julio de 1,940, con un tiraje de 320 números semanales, salía a luz todos los 41 domingos en la mañana; su Director y Redactor fue el señor Julio Benjamín Torres Valderrama y el Administrador su hermano señor Víctor Manuel Torres Valderrama; la oficina y talleres se ubicaban en el jirón Grau Nº 764.

V .- Adelante
El mensuario “Adelante” fundado y dirigido por el Normalista don Manuel J. Álvarez Cachi, Inspector de Educación de Cajabamba, apareciendo su primer número en julio de 1,949 y continuó editándose hasta 1,950. Este mensuario se constituyó en el órgano pedagógico y cultural de las Escuelas Primarias
Rurales de Cajabamba; desde sus columnas se defendió y alentó con ahínco el Plan de Ruralización de las indicadas Escuelas, aprobado por  Resolución Suprema Nº 1054 de 28 de abril de 1,948.

Es digno de recordar que este Plan al ser ejecutado en todo el ámbito de la provincia se constituyó en el más importante experimento realizado hasta esa fecha, al introducir en el nivel primario la Educación Técnica Elemental y propiciar una educación para la vida y por el trabajo, siendo apoyado sin restricción alguna por el Ministerio de Educación a través de la Dirección de Educación Primaria; lamentablemente intereses ajenos a la educación hicieron todo lo posible para que después de algún tiempo este Plan dejara de
funcionar.

IV- “Fragua”,
Otro proyecto importante que llegó a cristalizarse fue la edición del mensuario “Fragua”, como órgano informativo de la Sociedad de Artesanos y Obreros de Cajabamba, siendo dirigido por el destacado normalista y difusor de la cultura señor Juan Antonio Mendoza Magno, apareciendo el primer número el 1º de febrero de 1,953. Rápidamente se constituyó, de acuerdo a los principios que dieron lugar a su nacimiento, en la  tribuna del obrerismo cajabambino, propiciando con vehemencia el apoyo decidido a toda obra que tendiera a conseguir el progreso y superación de Cajabamba y del departamento; luchó con ímpetu por el fomento de la cultura cajabambina rescatando nuestros propios valores en las distintas disciplinas del que hacer humano; bregó también por la justicia social y el desarrollo de la provincia. Se editó este mensuario durante todo el año1,953 y esporádicamente hasta 1,962, siendo sostenido en su última etapa por su Director el profesor Mendoza Magno.

VII.- Antorcha, “Esfera"  y “Progreso"
Además de las anteriores publicaciones que tuvieron alguna duración, se han editado en nuestra ciudad algunos periódicos y revistas pertenecientes a diferentes instituciones, sobre todo educativas, entre estos medios de comunicación citaremos los siguientes: la revista “Antorcha” órgano del Club de Periodismo del Colegio Nacional “José Gálvez” dirigido por el alumno de aquel entonces, don Juan Castillo Sánchez, bajo el asesoramiento del profesor Guillermo Urbina Prado en los años 1,958 y 1,959.  Antes este mismo Colegio 42 también publicó el periódico “Esfera” en 1,952.“Progreso” revista del Instituto Nacional de Educación Industrial Nº 15.

VIII.- Crisol Magisterial” Alborada” Gloriabamba”
El periódico “Crisol Magisterial” vocero del Sindicato Provincial de Maestros Primarios de Cajabamba, durante los años de 1964 y 1965 donde laboraron como redactores los entonces profesores José Crisóstomo Moreno, Manuel Goicochea Vílchez, Ángel Torres Goicochea y Raúl Urbina Paz.

La revista “Alborada” órgano de la Escuela Normal Mixta “Antenor Orrego” en los años 1,965 y 1,969, bajo la asesoría de los profesores Luis Fernández, Fernández y Raúl Urbina Paz.  La revista “Gloriabamba” editada por el profesor Mílner Monzón Avila el año de 1,980.
ix.- ¨La Voz del Chochoconday¨, posteriormente se editó y circuló en la ciudad, un informativo político de UNIRCajabamba, mimeografiado y de formato pequeño titulado ¨La Voz del  Chochoconday¨, que se caracterizó por la virulencia de sus protestas, siendo su Director el profesor Juan I. Roncal Rodríguez, por los años de 1,981 a 1,983.

Años después, en 1,995, un grupo de entusiastas jóvenes aficionados a la comunicación radial que trabajaban en algunas emisoras locales y algunas personas mayores, inquietas siempre por la difusión de la cultura en nuestro medio, organizaron un grupo de trabajo para llevar adelante un nuevo proyecto, un intento más de querer hacer periodismo en Cajabamba y es por ese motivo que apareció un nuevo semanario titulado “Impulso” en recuerdo al primer periódico que se editara en Cajabamba; queriendo convertirse en la
tribuna libre e imparcial de todas las personas que anhelaran el progreso y desarrollo de esta tierra andina; pero retrasada muchos años por la indiferencia de sus propios habitantes, y considerando que Cajabamba merece otra suerte para integrar la vanguardia de los pueblos y provincias de la sierra norte. Este
mensuario fue dirigido por el profesor Enrique Felipe Gamboa Rojas.

Más tarde el año 2,003 el Club Deportivo “Imprenta Valdez” editó y distribuyó gratuitamente una revista titulada “El Cajabambino” que aparecía cada quince días, su primer número apareció la quincena de diciembre de 2003, el número dos la segunda quincena y el número tres la primera quincena de enero del
2,004, bajo la Dirección del profesor Juan Manuel Castillo Sánchez, conteniendo noticias locales y algunos artículos escritos por diversos colaboradores  espontáneos; editado en papel bond formato A4.

Category:

: