Promoción 1967 “Ramón Castilla” del José Gálvez - Cajabamba

Taylor De la cruz | 11:12 a.m. |



 ¿Por qué tenemos que ir a la escuela? 
                                                                      Por: Gamaniel Guillermo SILVA RODRÍGUEZ (23 de mayo de 2017)


Guillermo Silva
Es una pregunta que todos nos hacemos, tarde o temprano y las respuestas son variadas según el tiempo y lugar donde residamos. Primero, porque la ley, la Constitución, mencionan que todo menor de edad está obligado de ir a la escuela para recibir la educación inicial, primaria y secundaria. Luego, la superior es una alternativa principal para obtener un buen empleo. Aunque esto ha cambiado en varias sociedades, donde en algunos casos la enseñanza se puede impartir en el propio domicilio, encargando la tarea a la madre y al padre, o por profesores particulares y también con el sistema de educación a distancia.

La mayoría de infantes y adolescentes son agrupados en un solo lugar, la escuela, con el fin de instruirlos. Con el tiempo, la escuela se ha enriquecido de cursos para asegurar una formación apropiada a este segmento de la población, pero esta no asegura siempre las cosas que permiten desarrollarnos en sociedad. Ahora, la escuela orienta a los jóvenes y los distribuye en diversas formaciones. No deberíamos criticarla, porque la escuela esta para formar un mundo ideal. Me parece que, el problema está en el origen social, en los que viven en zonas urbanas y en zonas rurales, en las diferencias de tipo cultural (padres con diplomas, confianza en la escuela, etc.). Entonces, en la escuela dependemos del trabajo y la motivación de cada uno, separando a los buenos y malos estudiantes.

Vamos a la escuela para aprender lo necesario de vivir en sociedad. Para, aprender a pensar, a comprender el mundo, las demás personas y uno mismo. Para comunicarnos de diversas formas, en diversos idiomas, a razonar. Para vivir en comunidad, a aceptar la autoridad, hacerse su lugar. Pero, si la escuela no hace ninguna transformación, reducir las injusticias, dar un empleo a todos y hacer de todo estudiante, una persona feliz, por lo menos, darnos a cada uno los medios de comprender este mundo para transformarlo en mejor. Es por esto, que tenemos que ir a la escuela y después velar para que la enseñanza sea de buena calidad y de buen nivel.

Promoción “Ramón Castilla” de la GUE “José Gálvez”, Cajabamba

 Para terminar, deseo felicitar a la promoción “Ramón Castilla” de la ex Gran Unidad Escolar “José Gálvez” de Cajabamba, que dirigía un excelente director, don Carlos Maradiegue, la cual estará cumpliendo sus “Bodas de Oro” en la primera semana de junio. Un recuerdo y un abrazo sincero a los 38 integrantes, estén o no estén, fue un numeroso y gran equipo, con un aprovechamiento (aprendizaje) singular pero, con una conducta (funcionamiento) sin igual. Hay personas que destacan o han destacado en la educación, minería, ingeniería, odontología, derecho, comercio, en el deporte, etc. Igualmente en instituciones, como, Naciones Unidas, Organización Internacional del Trabajo, Ministerio de Transportes, Ministerio de Energía y Minas, SIN, Compañía Peruana de Teléfonos, Compañía de Minas Buenaventura y otras. Que las celebraciones salgan del folklor característico, que desfilen como se pueda y si es con poncho y sombrero mejor. Si es con corbata, que sea barata. Que no contaminen el medio ambiente con cuetes y derivados. Que disfruten de esas horas que pasaran en Cajabamba manta y reflexionar seriamente por el terruño que nos vio nacer.
Algunos integrantes de la promoción, en el 2015


Selección de futbol del “José Gálvez” 1967

Plana docente y administrativa de la GUE “José Gálvez” de Cajabamba, 1967






Category:

: